Acerca de la
Asociación

La Asociación Empresarial de Productores Extremeños de Queso de Cabra y Oveja fue constituida en mayo de 1994 como resultado de la inquietud de los empresarios del sector quesero por solucionar problemas comunes, con el objetivo de que fuese no sólo un foro de debate de la problemática del sector, sino también una entidad con personalidad jurídica que representase a todas las empresas del mismo.

Unos años antes de su constitución, las empresas lácteas de Extremadura sufrieron una profunda crisis, llegando a desaparecer casi la totalidad de ellas. A raíz de esto surgieron una serie de nuevas industrias con una mentalidad empresarial innovadora, apostando por los productos tradicionales y autóctonos de la región. Es por ello, por lo que se decidió constituir la Asociación sin ánimo de lucro, con el fin de ser más fuertes en conjunto, para afrontar posibles dificultades y que no se volviese a repetir lo ocurrido en años anteriores.

Esta Asociación tuvo muy buena acogida dentro del sector lácteo, afiliándose los fabricantes que copaban el 85% de la leche de Extremadura.

La Asociación no es un mero conjunto de empresas, sino que es una entidad muy dinámica, que contribuye de forma considerable al desarrollo del sector quesero: así, participó activamente en la consecución de la Jornadas del Queso del Casar, en la obtención de la D.O. Torta del Casar y en la D.O. Queso Ibores, en el proyecto ALIMEX; posee representación en el INTAEX (Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura, dependiente de la Junta de Extremadura); además de sugerir ideas al comité organizador de la Feria del Queso de Trujillo y de ponerse en contacto con las Administraciones Públicas instándolas a solucionar distintas deficiencias y problemas que puedan afectar a las industrias queseras. En la actualidad, se están tramitando los requisitos necesarios para la constitución de una empresa con el fin de acometer varios proyectos de forma conjunta, para dar solución a problemática específica del sector.

Desde ella, los fabricantes apuestan por los productos tradicionales de Extremadura, contribuyendo así al progreso de un sector de actividad muy importante y, en definitiva, al desarrollo de la región extremeña.